Noticias

Moda rápida: ¿Verdadero o falso sobre la creación de empleo en Francia?

Antoine Vermorel-Marques, miembro del partido político Los Republicanos y diputado, recientemente presentó una propuesta de ley para abordar el problema de la fast-fashion. Según él, este sector de actividad no genera ninguna oportunidad de empleo en Francia. Aunque esto puede ser cierto en el caso de la ultra fast-fashion, esta afirmación resulta ser inexacta cuando se trata de la fast-fashion en general.

En Francia, aproximadamente se venden 3.3 mil millones de prendas de vestir en un año, lo que representa más de 48 prendas por habitante. Este fenómeno se debe principalmente a la fast-fashion, también conocida como la «industria de la moda desechable». Ante esto, el diputado de Los Republicanos, Antoine Vermorel-Marques, ha presentado una propuesta para combatir la fast-fashion a través de un sistema de bonus-malus. Según él, estas empresas no crean empleo en Europa, ni en Francia.

No obstante, es importante hacer una distinción entre la ultra fast-fashion y la fast-fashion. Por ejemplo, la marca Shein, que no tiene tiendas físicas permanentes en Francia, ha creado muy pocos empleos en el territorio. Aunque hay un anuncio en línea para un puesto de jefe de proyecto en París, la empresa emplea solo una decena de personas, principalmente en las áreas de comunicación y lobby. Este es el tipo de empresas que el diputado tiene como objetivo con su propuesta de ley, aplicando un malus a las marcas que producen más de mil productos al día.

Por otro lado, la fast-fashion también incluye empresas como Zara, Primark o H&M, que tienen cientos de tiendas y emplean a varios miles de personas en Francia. Solo H&M tiene más de 200 tiendas en Francia y 4647 empleados. Por lo tanto, es importante diferenciar la fast-fashion de la ultra fast-fashion. A principios de los años 2000, la fast-fashion apareció con marcas como Zara, que comenzaron a ofrecer productos durante todo el año en lugar de las dos colecciones habituales por año.

A lire aussi  Roland-Garros 2024: Djokovic imparable, franceses eliminados, Sabalenka impresionante. Resumen del lunes

La fast-fashion es una industria basada en grandes volúmenes de ropa de calidad inferior a precios bajos, según el Parlamento Europeo. Desde 2020, la ultra fast-fashion ha tomado otra dimensión con volúmenes récord. Un ejemplo destacado es la empresa china Shein, que ofrece entre 7,000 y 10,000 nuevos productos cada día. Al analizar esta marca durante un mes, la asociación Les Amis de la Terre ha observado que agrega en promedio más de 7,200 nuevos modelos por día en su sitio, llegando a veces hasta 10,800 nuevas referencias. Según la federación del prêt-à-porter, Shein ofrece entre 8,000 y 10,000 productos por día. El gigante chino ha vendido más de tres mil millones de productos en un año.

Estas cifras son mucho mayores que las que ofrecen marcas de fast-fashion como Primark o H&M. Por ejemplo, Zara pone a la venta aproximadamente 500 nuevas referencias por semana, es decir, 70 por día. Aunque las cantidades producidas siguen siendo importantes, son inferiores a las de Shein. Además, el precio promedio de un producto en Shein es inferior a diez euros, mientras que ronda los 30 euros en Zara. En conclusión, Shein propone en un día la misma cantidad de nuevos productos que marcas francesas como Gérard Darel o La Fée Maraboutée en toda su vida, según el presidente de la federación del prêt-à-porter.

fuente informativa: francetvinfo.fr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *