Maïté está enferma y aislada: a los 85 años, la cocinera más famosa de Francia lo ha perdido todo y ha cambiado de vida en un retiro poco conocido.

Hoy destacamos a Maïté, la icónica cocinera de Francia, cuyo verdadero nombre es Marie-Thérèse Ordonez. Durante años, ella reinó en las pantallas de televisión.

Mucho antes de que Philippe Etchebest o Cyril Lignac se hicieran famosos, Maïté ya era una estrella culinaria gracias a sus exitosos programas. Con «La Cuisine des Mousquetaires», compartía pantalla con Micheline Banzet.

Maïté aportaba un estilo único y cálido a sus demostraciones culinarias, lo que le valió una enorme popularidad entre el público francés. Su complicidad con Micheline Banzet agregaba un encanto especial al programa.

¿Qué hace Maïté a los 85 años?

Maïté, cuyo verdadero nombre es Marie-Thérèse Badet, logró cautivar a los franceses durante dos décadas con sus deliciosas recetas y momentos divertidos en la televisión. Inolvidable por momentos icónicos como la degustación de ortolán o su lucha contra una anguila viva, se convirtió en una figura popular en la pequeña pantalla.

Tras el final de su programa «À Table» en 1999, Maïté se retiró discretamente de la escena pública, lo que causó preocupación entre sus admiradores. Hoy, a sus 85 años y sufriendo de una enfermedad neurodegenerativa, reside en una residencia de ancianos en Rion-des-Landes.

No han faltado las adversidades en su vida personal. La liquidación judicial de su restaurante en 2015 y la muerte de su único hijo Serge en 2013 han marcado profundamente a Maïté. Desde hace varios años, ha decidido no hacer más apariciones mediáticas ni dar entrevistas.

Su nieta Camille confirmó esta decisión en 2019. Según ella, Maïté prefiere ahora disfrutar tranquilamente de su retiro rodeada de sus seres queridos sin preocuparse por los reflectores.

A lire aussi  Los 15 pies más feos del mundo: entre rarezas y curiosidades fascinantes.