Noticias

Luchar contra las plagas: [cucaracha oriental] – Guía de erradicación efectiva

La cucaracha oriental, también conocida como Blatta orientalis, es una especie de cucaracha presente en todo el mundo. Después de la cucaracha alemana, es una de las cucarachas más comunes en los hogares. A diferencia de la cucaracha alemana, se encuentra principalmente en regiones templadas.

Descripción

La Blatta orientalis es una cucaracha imponente que mide entre 18 y 29 mm en la edad adulta. Se distingue por su color marrón oscuro a negro y su cuerpo brillante.

  • Hembras : Alas muy cortas y cuerpo ancho.
  • Machos : Cuerpo más estrecho con alas largas de color marrón, capaces de planear pero no de volar.

Es importante tener en cuenta que las hembras de esta especie pueden ser fácilmente confundidas con la cucaracha Eurycostis floridana.

Reproducción y Crecimiento

Las cucarachas orientales se desarrollan en tres etapas: huevo, ninfa y adulto.

  • Huevo : La hembra pone una ooteca que contiene varios huevos.
  • Ninfa : Se parece al adulto, pero más pequeño y sin alas ni órganos sexuales maduros.
  • Adulto : Las alas se despliegan completamente en la última muda.

Las ninfas emergen después de aproximadamente 42 días a 29,5 °C o 81 días a 21 °C. Cada ooteca puede contener entre 12 y 18 huevos. El desarrollo completo de las ninfas lleva de uno a dos años.

Hábitat

Las cucarachas orientales, también conocidas como «waterbugs» en inglés, prefieren lugares oscuros y húmedos. Se mueven lentamente y se encuentran a menudo en:

  • Cerca de materia orgánica en descomposición.
  • En desagües, sótanos húmedos u otros lugares similares.
  • En exteriores, bajo mantillos o arbustos, en entornos húmedos.

Alimentación y Comportamiento

La cucaracha oriental se alimenta de desechos y restos de alimentos. Prefiere lugares cálidos y húmedos, con una temperatura ideal entre 20 °C y 29 °C. Estos insectos son principalmente activos durante la noche, lo que dificulta su detección durante el día en los hogares infestados.

A lire aussi  Edificio agrícola de Arkolia: soluciones e innovaciones para la agricultura moderna.

Problemas de Salud

Las cucarachas orientales transportan patógenos en su cuerpo y en sus intestinos, que depositan en los alimentos mientras buscan alimentarse. Estos gérmenes pueden causar enfermedades como:

  • Infecciones intestinales.
  • Gastroenteritis.
  • Diarrea.

Pueden contener diferentes bacterias, virus, hongos y parásitos peligrosos para la salud humana, como Bacillus subtilis, Escherichia coli, Staphylococcus aureus, así como varios tipos de Pseudomonas y Salmonella.

Métodos de Control

Controlar las cucarachas orientales requiere un enfoque sistemático. Aquí están los métodos principales:

Métodos No Químicos

  • Atrapar o aspirar las cucarachas.
  • Usar congelación o vapor.

Métodos Químicos

  • Usar insecticidas en aerosol, en cebo o en gránulos.

Se recomienda recurrir a especialistas para ciertas técnicas y permanecer atentos ya que unas pocas hembras pueden ser suficientes para regenerar una nueva población de cucarachas.

Prevención

Para limitar las infestaciones, es esencial:

  • Mantener una higiene estricta.
  • Eliminar las fuentes de comida y agua.
  • Sellar grietas y hendiduras donde puedan esconderse.

Conclusión

La cucaracha oriental, aunque común, representa riesgos importantes para la salud humana. Una prevención rigurosa y métodos de control efectivos son esenciales para mantener un entorno saludable e higiénico.